La arquitectura de Morelia es de estilo barroco por estructura pero no por decoración ni adorno

Los monumentos arquitectónicos de la capital michoacana son uniformes gracias a su material de cantera rosa primordialmente. El Centro Histórico data del siglo XVI y actualmente es necesario recordar y reconocer su estilo y sus características que le valieron como categoría importante para su nombramiento por parte de la UNESCO como Patrimonio cultural de la Humanidad. Dra. Esperanza Ramírez Romero

Concervatorio de las Rosas

Son tres las categorías que valoró la UNESCO para nombrar a Morelia Patrimonio Cultural de la Humanidad

CAPITULO II

La arquitectura de Morelia:

“En Morelia hay  unidad arquitectónica clarísima  y muy fuerte por ser pétrea, Fue a  partir de que le quitaron los  repello que tenía la fachada del Museo Casa Natal de Morelos en  1964 y dejaron las  canteras de mampostería (que no son  para verse porque no  está trabajada las caras lizas ni   acomodadas para que no se vean desniveladas  las construcciones), que a los morelianos les gustó como se veían y  sintieron que si Morelia estaba  sentada bajo un banco de cantera y que si los principales  edificios  eran pétreos, si se veía los  sillares o tabiques de cantera bien acomodados, se podía hacer lucir de otras  manera y, le quitaron los repellos y lucidos”.

Calle Real

“Ahora bien esa unidad que tenía la ciudad también se veía. Tú salías. Ibas  por la Calle Real y veías hasta determinada parte al Este  se acaban los dos pisos y empiezan de un solo nivel las casas, lo mismo hacía el Poniente hasta el Pasajero, (hoy Guadalupe Victoria) hasta ahí son dos pisos y después uno y lo mismo de Norte a Sur sobre la calle de Morelos. Eso también  significa jerarquía”.

Paisaje Urbano

“Dentro de todo esto había un orden que no se  irrumpía, eso de los pisos se cuidó mucho con la  Junta de Conservación (década de los años 70), el que no se levantarán otras plantas  más que las que estaban señaladas o las que ya  había. Era una línea horizontal y en proporciones en una ciudad es bello. Ahora ya no existe, está sin ritmo”.

“Todo  tiene su razón de ser en la arquitectura por eso las piedras hablan”.

Casa de la Cultura. Ex Convento Carmelita

“La unidad arquitectónica no es nada más en los lucidos y acabados, además de los niveles, también cómo se resuelven las entradas  de las casas. Los huecos que dan a las fachadas de ventanas o balcones”.

“La arquitectura tiene dos casos que revisar desde el cómo se resuelven los espacios y como se resuelven  los muros, en los muros va generalmente la ornamentación y en los espacios de casa habitación”.

“En Morelia  destaca una arquitectura sólida, austera que se analiza en  las fachadas sobre todo las del siglo XVIII.  La Catedral  tiene una  iconografía   al norte, al poniente y al oriente, todo lo demás está lizo y así es todos los templos. Nada más la portada de los  templos están ornamentadas todo lo demás es lizo. En cambio hay otros templos como la catedral de Zacatecas que está toda ornamentada totalmente, las torres cargadísimas”.

“En Morelia  privo la austeridad a la ostentación arquitectónica, privo la esbeltez y más bien el barroco se dio en la propia estructura. El barroco puede darse con  la ornamentación o con la disposición de la arquitectura,   por ejemplo   hay muchas casas como el  Palacio  Municipal   que no tienen pie, columna en el arco de las esquinas. El arco, va, se cruza, la supresión de la columna es lo  que da forma,  agranda y  hace más amplio el espacio. Fijante cómo  se maneja en la arquitectura los elementos y lucen los patios, eso es barroco”.

Morelia acude al barroco con alardes arquitectónicos más que por ornamentación. Es barroco por estructura pero no por decoración ni adorno”.

Casa Natal de Morelos

Fue  a partir del siglo XVII  que la piedra   privo  en la construcción de las casas y eso le gustó  mucho al arquitecto  Manuel González Galván,  allá por la década de 1960,  así que hizo mucha promoción en  que Morelia  es “la Ciudad de las Canteras Rosas” y de ahí viene la moda de quitarles el lucido. En 1964 se unifican las fachadas de las construcciones.  Arquitectónicamente es criticable porque tienen una razón el lucido, si llueve, absorbe  mucha humedad si no tiene el lucido eso provoca que muchas casas se deterioren con mayor  facilidad.  Ese  fue el pero cuando mando la UNESCO la carta al tiempo que la ciudad ya había sido aceptada como Patrimonio Cultural de la Humanidad.

El arquitecto de México, representante de este caso  de Patrimonio fue Díaz Berrio que vivió en México. Éramos amigos. Me contó cómo había sido la discusión y el pero era que le faltaba a Morelia el lucido “arquitectónicamente es una cosa rustica, no terminada para ellos”; sin embargo al último lo pasaron por alto  porque pesaba tanto lo monumental, lo urbano y lo histórico que  eso hizo que fuera pecata minuta”. termino su conversación Ramírez Romero.

Podría también gustarte...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *