Inauguran el Museo del Maíz en el municipio de Sénguio, Michoacán.

  • Por sus siglas el MUDMA (Museo del Maíz), es un espacio dedicado a conocer la importancia que este cereal tiene al ser gen de la identidad de México.
  • El propósito del MUDMA es alertar los riesgos que trae consigo el consumo del maíz transgénico. Además de mostrar el proceso de siembra y cosecha tradicional con el fin de reafirmar nuestra identidad y valores culturales
Tere Cortés, Esperanza Ramírez, César Mazola, Graciela Mota.

El MUDMA, se inauguró los primeros días de febrero, en lo que fue parte de los territorios de la Hacienda de San Antonio a dos kilómetros de la cabecera municipal, de Sénguio, Michoacán. La directora general de este espacio es la Dra. Esperanza Ramírez Romero, quien considera que es de suma importancia se ubique entre los comunitarios, quienes aún cultivan y viven bajo el ciclo de la cosecha del maíz.

César Mazola

El proyecto museográfico y la curaduría corresponden César Mazola Álvarez, que con atinada visión colocó en una sala diferentes secciones que delimitan al maíz y su relación con el origen del   hombre civilizado en tiempos mesoamericanos; la importancia del maíz desde la cosmovisión de los prehispánicos. La siembra y cultivo del maíz hasta nuestros días, así como los usos gastronómicos. También en otra zona del recinto se ubica al maíz como un elemento inspirador en obras de arte temático o bien como instrumento, Y en el mismo recinto se localiza un área para disfrutar el documental “Masa y carne” del joven cineasta, Juan Pablo Elorriaga Ramírez, a quien seguramente pronto veremos incursionar en las filas del FICM.

Juan Pablo Elorriaga Ramírez

 En mi parecer es una museografía finamente trabajada en donde cada elemento está en su justa medida y en su exacto lenguaje. Las piezas cuentan con fichas que acompañan al visitante de una manera muy ágil por el recorrido del MUDAM y que fueron escritas por Javier Ramírez Mancera.

Esperanza Ramírez, Cenobia Ponce, Amado Luna José Luis Ponce.

La información agraria de esta museografía fue relatada de modo oral por Cenobia Ponce Santana, José Luis Ponce y Amado Luna Luna, quienes llevan toda su vida dedicados a la cosecha del maíz de modo tradicional. Son más de 60 años de vivir en la región y conocer como este producto ha traído beneficios a la comunidad, relatan. Su entorno como el de otros poblados dedicados a la siembra y cosecha del maíz son semejantes.

Javier Ramírez Mancera

El Museo del Maíz busca mostrar cómo este cereal es uno de los ingredientes de mayor consumo alimenticio en el país; tal es el origen mismo de este grano en la zona central de México. De acuerdo con el texto introductorio de Javier Ramírez Mancera:el maíz forma parte de la identidad   y las tradiciones de Sénguio, (Municipio de Michoacán), con él se elaboran artesanías y se hacen fiestas populares. Un ejemplo de estas fiestas es la de El combate, que aun se celebra al final de la cosecha para dar gracias a Dios por el alimento cosechado (…) También se observa en otro sección de la sala como la siembra del maíz  fue el motor que impulsó el desarrollo económico, tecnológico y social del municipio, además fue tejiendo la vida cotidiana de los pobladores y hacendados, fue hilando la historia (…) Es a través del maíz que descubrimos quienes somos y de dónde venimos”.

Será muy corto el solo nombrar estos pasajes descriptivos del MUDMA, es necesario recorrer sus pasillos y adentrarse al inmueble para advertir que como bien dijeron “somos maíz”, el MUDMA exhibe piezas que rescatan además la memoria familiar de los que lo han intervenido, pero va más allá de un lugar de resarcimiento familiar y es que como dijo Ramírez Mancera, el MUDMA narra la historia compartida de muchas Haciendas de la región y por lo tanto del municipio. Historia que cuenta la construcción de las mismas. Cuenta la vida cotidiana de los campesinos; usos y costumbres, el legado de un lenguaje con instrumentos de cultivo. las tradiciones; en donde el hilo conductor es el maíz.

Dra. Graciela Mota

La Dra. Graciela Mota expresó en su intervención que, de acuerdo con el Popol Vuh, (1550)” la sangre de los dioses con la comida del maíz devino en humano. El hombre formado, cuya sangre es de dioses y de esta sangre se hizo un hombre, entró el maíz por obra de sus progenitores… Derivado de su domesticación y sedimentación de la vida diaria que permitió poco a poco que se diversificará en actividades de la colectividad en el manejo de su naturaleza y en el desarrollo del trato social que fue generando la convivencia… Fue entonces generando un sentid de identidad, pertenencia, percepción y de vida y muerte de todo un continente. Para América continental el centro de esta cosmovisión lo constituye justamente el maíz, derivado de él, entre otras cosas, surgió la relación la relación entre cultura y natura, que han sido la derivación de los ritos, las fiestas, celebraciones”.

El MUDMA, agregó Graciela Mota, “debe representar muchos lugares, anhelos, sueños, caminos y vida por continuar, pues los mexicanos aun seguimos oliendo, sintiendo, respirando en la forma del maíz. El alimento genera vínculos comunitarios y ha estimulado hasta ahora la cuestión social por eso el choque entre cultura y comercio ha desestimado las tradiciones culturales. Las nuevas formas de alimentos han ido diluyendo la identidad y la biodiversidad, difícilmente se puede conseguir patrimonio y cultura de la mano de la naturaleza. El ámbito general de la biodiversidad va a comprado de cultura”.

El desarrollo de nuevas tecnologías para tratar las especies originarias, con dos modelos civilizatorios esta trayendo un reto y un riesgo a la vez: una fractura total en la transmisión de saberes para las nuevas generaciones ya que uno excluye al otro y a su vez lo degrada y empobrece. La domesticación del maíz ha hecho de México el desarrollo y el ámbito de la preservación. Es entonces importante generar divulgación de este tema. El maíz es una metáfora de la vida, del nacimiento y del crecimiento de la reproducción y la muerte de los humanos; por tal motivo sale del corazón, se modela y reseca en la ocasión de pasar al mundo subterráneo. Sus ciclos nos dan lugar al movimiento de los astros, y la alternancia de las lluvias y la sequedad. Los ritos que se acompañan con el inicio de la siembra y el crecimiento y la cosecha”. – afirmó la catedrática de la UNAM.

Para finalizar su intervención Graciela Mota referiría que “frente a la entrada de los transgénicos el problema es muy serio, dice David Barkin. -Estudiar el maíz es conocer el país. El maíz no es una mercancía más que ingresa al país desde hace muchos siglos, sino que verdaderamente es el principio de interlocución en el ámbito de la economía mundial para transformar códigos sostenibles de apropiarse del habitar, del universo y de la calidad de vida.-  Entender la economía nacional del país implica acercarse a nuevos modos de abrir paso a un nuevo mundo, hacia las alternativas de un mercado no solo único sino diferente, que nos pueda llevar a nuevas oportunidades y que tienen que ver con la forma de seguir procesando los antiguos estilos racionales de cosecha de maíz y volverlos a actualizar tal cual en favor de la tierra y la riqueza biodiversa, Estamos frente a una nueva generación de derechos culturales. Es importante que a través de la cultura del maíz se puedan recuperar el derecho y el compromiso con nuestra tradición para poder heredar la fuente de saber para las próximas generaciones, para que se preserve la autenticidad y que pueda ser tratado, -cita a Octavio Paz -lo más triste que ha pasado con Músico es que nos dejaron huérfanos de pasado-”-

Otros créditos interesantes en este trabajo de investigación que tiene fines didácticos para mostrar a los niños de la comunidad cuáles son su raíz y hacerlos participes de un orgullo identitario corresponden a quienes realizaron la producción gráfica como Eduardo Mujica Muro, Taller Delta E Lab, José Antonio Romo Espinoza, Taller impreso Estudio Romo.

A la inauguración y corte de listón se dieron cita la Dra. Esperanza Ramírez Romero. El Mtro. César Mazola, La Dra. Graciela Aurora Mota Botello, académica destacada de la UNAM y ex presidenta de ICOMOS México (2015-2018).  La Dra. María Teresa Cortés Zavala, Directora de la Facultad de Historia de la Universidad Michoacana de San Nicolás de Hidalgo, el Mtro. Javier Ramírez Mancera y los creativos del mismo; además de Norma Peña, la Sindico de Sénguio, en representación del Presidente Municipal; regidores y el Secretario de Cultura de Ayuntamiento Roberto Reyes. El Presidente de Conservación de Patrimonio Cultural y Natural del mimo municipio.

La ubicación exacta del MUDMA se describe en un tríptico del mismo de la manera siguiente: Carretera Séngio-Chimgua, Tupátaro. A un Km bifurcación del lado izquierdo tomar la desviación a Tupátaro. A 50 metros sobre el lado izquierdo está la entrada al MUDMA.

Para mayores informes y citas guiadas es necesario escribir al correo electrónico jraman68@gmail.com.  

Podría también gustarte...

1 Respuesta

  1. Graciela dice:

    Muy interesante, trabajo cerca.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *